Me chiflas tú

lillian9

Fotografía de Lillian Bassman Estate

Los primeros albores del día comienzan a desenmascarar un celaje drapeado, cubierto por una leve muselina de nubes altas, augurio de una de esas jornadas grises, monótonas y tediosas que tanto me exasperan. Odio estos días casi tanto como odio esos otros despejados, en que ni tan siquiera una desolada sombra osa cruzar el firmamento.

Por eso mismo me gustan tanto los paisajes de orografía tortuosa en los que a la vuelta de cada recodo nos espera una nueva sorpresa, un barranco, una quebrada, la umbría de un bosque, el arrullo de un leve caudal, la crujiente superficie de la hojarasca, una cueva, una sima, una cumbre, un vallejo, una cabaña, un caserío, un rebaño. Me gusta contemplar a los pájaros revoloteando entre el follaje, escabulléndose entre los setos, planeando sobre las cumbres, cerniéndose sobre los cultivos, haciendo mil y una cabrioladas al borde del cortado. Me entusiasma escuchar el melodioso canto del mirlo, la seductora llamada del cuco oculto en el boscaje, la algarabía de las chovas revoloteando entre las cumbres, el chillido de un autillo rompiendo la soledad de la noche.

Pero sobre todo me gustas tú, porque me chifla contemplar tu seductora orografía, recorrer la dulzura de tus valles, guarecerme al amparo de tus frondes, naufragar en la brisa de tus aguas y descansar al sosiego de tus prados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s